Blogia
Izquierda Socialista de Avila por los derechos humanos

Documentos de OPINIÓN

El uso racional de los móviles

El uso racional de los móviles 20070416142942-moviles-articulo.jpgEl Mundo de VALLADOLID, JUEVES 12 DE ABRIL DE 2007 OPINIÓN TRIBUNA LIBRE 

.Por: TOMÁS MARTÍNEZ

.

Ciudadano del mundo global, ciudadano amante y defensor de la libertad sistemáticamente restringida de forma falaz y sibilina. Todos los días, desde muchos puntos del planeta te bombardean con las bondades de la publicidad, haciéndote cómplice y victima de los intereses de grandes multinacionales globales. En el mundo de las telecomunicaciones, al igual que en otros muchos, más de lo mismo; empresarios globales (multinacionales) que nos imponen su cultura de consumo para con-vertimos en un número que cotice a la cuenta de resultados.

.

Y es en este mundillo donde quiero hacer una pequeña reflexión y analizar, por qué en más de una ocasión, algunos ciudadanos anónimos han levantado la voz contra la utilización de los móviles de forma desmesurada, a su entender (utilizados por embarazadas, por niños, en edificios públicos, en el transporte público, en el coche, etc.). Todo nos empieza a parecer insuficiente con tal de tener en nuestra oreja pegado el móvil: «érase una vez un ciudadano pegado a un móvil”.

.

Algunos otros han ido retrasando todo lo que han podido la utilización del móvil hasta que no les ha quedado mas remedio, hasta que se han sentido marginados socialmente («como no tienes móvil no hemos podido quedar contigo”, «no te hemos podido convocar”, «no te hemos podido localizar”, etc.).

.

En el debate filosófico de la vida, la libertad es la esencia misma definitoria del ser humano. En este debate, los ciudadanos consumistas siempre encuentran un razonamiento justificativo a todo producto novedoso: «El uso les hace sentirse mejor, se sienten más seguros y por consiguiente le ofrece más posibilidades para desarrollarse y ser más libre”. Distinta actitud adoptan aquellos que les gusta reflexionar sobre los pros y contras del nuevo dispositivo electrónico.

.

En el lado opuesto se encuentran las compañías de telecomunicaciones, les quieren rescatar de esa rebeldía contra sus interesas. ¿Cómo pueden permitir que estos ciudadanos estén descontentos con el uso continuo del móvil? ¿Qué más da si las células de los seres vivos cambian su comportamiento o no por la contaminación electromagnética?

.

Desde el contexto de la Ley de Telecomunicaciones vigente, solamente se puede y debe fomentar la adecuación de la misma a las normativas que nuestro entorno europeo, que en su mayoría son más restrictiva en lo referente a la emisión y el potencial de los campos electromagnéticos; es el caso de Italia, Austria, Suiza, Suecia, etc. Asimismo, considero conveniente recuperar el espíritu de la Conferencia Internacional de Salzburgo del 2000.

.

Por otro lado, el articulo 18 apartado 2 de nuestra Constitución establece que «el domicilio es inviolable”... Y nos preguntamos: ¿Las ondas electromagnéticas que invaden nuestros hogares cumplen con lo recogido en el artículo 18 apartado 2 de nuestra Constitución?

.

El artículo 18 apartado 4 establece que «la ley limitará el uso de la informática”, entre otras cosas, para llegar al pleno ejercicio de los derechos de los ciudadanos ¿Pero cómo es posible que limitando un uso se garanticen los derechos?

.

Podemos pensar lo mismo del los móviles ¿Los móviles incorporan la informática para su funcionamiento?

.

Deberemos echar mano a algún que otro artículo de nuestra máxima norma estatal para entender que existen derechos que son irrenunciables. Es en el artí-culo 43 donde se reconoce el derecho a la protección de la salud. A tal efecto tendremos que seguir leyendo el apartado 2 y 3 del citado artículo. El apartado 2 dice que “compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas...”, y el 3 que “los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria...”.

.

Importante es que se proteja a los ciudadanos en la emisión de las ondas electromagnéticas que superen lo recomendado en la Conferencia Internacional de Salzburgo del 2000, así como importante puede ser la actuación de los profesionales en el control correcto de las mismas; ondas que tienen dos vertientes: la protección de los intereses de los ciudadanos a una comunicación correcta y, por otra parte, la defensa de los intereses económicos de las empresas de comunicaciones con la emisión mínima para dar la cobertura adecuada.

.

Todo el mundo es consciente de que cada año fallecen muchos españoles por cáncer; cáncer de mama, de pulmón, de piel, etc., y que todos los años aparecen más de 18.000 nuevos casos. Un porcentaje importante de los fumadores persiste con su hábito a pesar de padecer enfermedad respiratoria o cáncer. Pero es más, el tabaco también produce cáncer y el Gobierno después de muchos muertos, en el ano 2006 ha aprobado una Ley que prohíbe fumar en los establecimientos públicos. Todo el mundo sabe que el tabaco mata pero...

.

Bueno, en el caso del móvil puede pasar lo mismo que con el tabaco aunque en otra escala. Si el gobierno no protege al ciudadano del uso indiscriminado del móvil, serán los ciudadanos los que tengan que exigir la prohibición del mismo en lugares públicos como en: el transporte, edificios (hospitales, colegios, guarderías), etc.

.

El uso racional de los móviles debería comenzar con la información que los ciudadanos deben tener antes de adquirirlos. Este procedimiento debe estar bajo la tutela y responsabilidad del organismo u organismos oficiales correspondientes. Es cierto que quien adquiere un móvil, lo adquiere «a sabiendas” de que no es un dispositivo electrónico más. El ciudadano tiene en sus manos el canal normal para acceder a muchos entornos de información, algunos saludables y otros no. Considero que una cultura saludable conlleva a que todos sepamos y conozcamos los peligros que puede suponer el uso excesivo del móvil para nuestra salud y la de los demás. También es bueno recordar que la libertad de uno termina cuando con su comportamiento se limita la libertad del otro.

.

Aunque a nadie le gustan las restricciones, parece que los fumadores aceptan la ley como algo irreversible y con resignación. A los adictos a las telecomunicaciones, en pocas décadas, les ocurrirá lo mismo si antes no se regula correctamente las emisiones de ondas electromagnéticas. Por eso, algunas medidas restrictivas son un avance para exigir a las multinacionales del sector más investigación e inversión, para que sus productos sean inocuos. Salud y progreso deben ir de la mano sin alterar este orden, primero salud y luego progreso.

.

Tomás Martínez es miembro de la Coordinadora de Izquierda Socialista-PSOE de Valladolid.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL PRESENTE Y FUTURO DE LA SANIDAD PÚBLICA EN VALLADOLID

EL PRESENTE Y FUTURO DE LA SANIDAD PÚBLICA EN VALLADOLID EL PRESENTE Y FUTURO DE LA SANIDAD PÚBLICA EN VALLADOLID
por:
Tomás Martínez (Secretario Provincial de Sanidad del PSOE Valladolid)

.
La sanidad pública en Valladolid, y en Castilla y León, es en la actualidad responsabilidad de las autoridades regionales. La transferencia del INSALUD a la Junta de Castilla y León ser realizó con prisas durante la Presidencia del Sr. AZNAR y fue Impuesta con grandes deficiencias económicas. Como consecuencia de ello, desde que se materializaron dichas transferencias, la SANIDAD PUBLICA en Castilla y León y por consiguiente en Valladolid, atraviesa por un momento muy delicado porque los políticos regionales están más preocupados de tapar el agujero presupuestario que de ofrecer un servicio sanitario digno, la falta de dirección y orientación de la Consejería de Sanidad está originando un evidente malestar en el personal sanitario de la provincia, y este malestar está transcendiendo desde el ámbito sectorial a la opinión pública en forma de diversos artículos a la prensa, la mayor parte de ellos relacionados con la mala gestión de los hospitales públicos de la provincia.
.
En nuestra opinión este malestar es consecuencia de la ausencia de un modelo SANITARIO PUBLICO para la provincia de Valladolid y para nuestra Región por parte de la Junta de Castilla y León. La Consejería de Sanidad al haber admitido unas transferencias, sin posibilidad de negociación sino de sometimiento, no sabe como hacer frente a una realidad sectorial que se caracteriza por atender a una población cada vez más envejecida que demandan un mayor gasto farmacéutico y asistencial, unos hospitales obsoletos y con catálogo de servicios sanitarios básicos dependientes de una oferta del INSALUD que centralizaba en Madrid los servicios hospitalarios especializados, un exceso de conciertos con servicios sanitarios privados, un personal sanitario sin vinculación permanente al servicio hospitalario, etc..
.
Evidentemente, para atender dignamente a las necesidades sanitarias de la población castellano leonesa se necesitan de unos recursos presupuestarios que actualmente la Junta no tiene o no quiere asignar sin minorar otras partidas. Y aquí esta clave en la que hay que entender las decisiones que la Junta de Castilla y León toma en materia de sanitaria: Negativa a construir nuevos hospitales en áreas donde la población lo demanda, por ejemplo en Benavente (Zamora), las reformas de los existentes son timoratas, por ejemplo el catálogo de servicios del Nuevo Hospital Río Hortega no difiere en nada de Viejo Hospital Río Hortega con la diferencia de años de construcción y de la evolución de las demandas de la ciudadanía en servicios especializados en la sanidad pública, en cuanto a centros de atención primaria se niegan a construir un nuevo Centro de Salud para el barrio de La Victoria, después de haber recogido durante varios ejercicios presupuestarios la Junta de Castilla y León dotación para construir un nuevo centro (para el ejercicio 2004 el presupuesto era superior a 3.000.000 euros y una parcela cedida por el Ayuntamiento de Valladolid junto al Jardín Botánico para dicha construcción), ahora con la oposición de los vecinos se proyecta la reubicación del Centro de Salud en las antiguas oficinas de la Consejería de Sanidad y con un coste mínimo según figura en los presupuestos del año 2005: 1.330.504 €. Todo después de haber gastado la Junta de Castilla y León más de 180.000 € en estudios encargados a empresas privadas y arrojados a la basura, dinero público de todos los ciudadanos y gestionado para beneficiar a unos pocos. Gracias a la lucha incesante de los vecinos (Asociación de vecinos “Los Comuneros”) el Consejo de Gobierno de la JCyL, el día 14 de abril 2005, aprobó la cantidad de 3 millones de euros para la reforma del viejo edificio de la Avda. de Burgos, el mismo coste que había presupuestado para construir el Nuevo presupuestado durante varios años ¿Por qué NO el nuevo? Sólo el PP lo sabe porque los vecinos NO. Igual respuesta se da en Parquesol donde se elige ampliar el actual que ya atiende a más de 24.000 usuarios y no construir un nuevo Centro de Salud.
.
Por otro lado, no aumentan los medios técnicos modernos para los diagnósticos y tratamientos (en Valladolid no se considera ni aumentar los equipos de RM ni los Aceleradores Lineales), no se considera una oferta regional de servicios especializados y se siguen trasladando enfermos a Madrid, y se ofrecen complementos de sanidad orientados a la privatización de la Sanidad Pública y a reducir el gasto sanitario en farmacia (se excluyen de los beneficios a determinados colectivos de trabajadores sanitarios como enfermeras o pediatras que ya recetan más del 20% de medicamentos genéricos). Siempre la solución más barata.
.
La Consejería de Sanidad no escatima en planes, proyectos, estudios, es decir todo aquello que le permite tener un titular en la prensa regional y aparentar que se está en ello, pero la realidad de la sanidad provincial es la que es: No existen servicios públicos de cirugía pediátrica en los Hospitales de Valladolid, y los padres que se enfrentan al drama de la enfermedad grave infantil, se encuentran que además han de afrontar un mayor presupuesto familiar para sufragar su estancia, normalmente en Burgos y Madrid y afrontar los problemas laborales derivados de la hospitalización de sus hijos. Se trasladan enfermos a Madrid para recibir tratamientos de radiología sin parar a pensar en el agotamiento que estos traslados les acarrea. Ni en el Hospital Río Hortega actual ni en el que esta en fase de construcción hay posibilidad de ofrecer servicios de radiología en fase operativa. En los informes de gestión de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León de las Áreas Este y Oeste se apunta a que el 100% de los tratamientos de oxigenoterapia, CPAD y BiPAP, etc. tienen que realizarse con medios ajenos, el 60% de la hemodiálisis y 30% de las RM también requieren medios ajenos. Los servicios sanitarios públicos no cubren completamente las necesidades diagnosticas y terapéuticas de mamografías, TC Helicoidal, y Ecos RX. Las intervenciones quirúrgicas programadas con hospitalización, programadas con medios ajenos representan el 17% del total. En el caso de las programadas ambulatorias el porcentaje sería del 8%, y para otros procesos ambulatorios el 15%. Languidece la Unidad del Dolor y no existen medios para cubrir la Ley de Cohesión en lo relativo a la hospitalización de larga estancia y hospitalización geriátrica.
.
La falta de iniciativa pública sanitaria en la provincia conlleva automáticamente el aumento de los servicios privados, se instala un Acelerador Lineal en el Hospital Campo Grande, y con ello el aumento de los conciertos haciendo crónica la falta de recursos corrientes para atender las necesidades sanitarias de una población que, recordemos, son crecientes por el mayor grado de envejecimiento y por el aumento de la población inmigrante. La Junta de Castilla y León (gobernada por el PP) lejos de actuar y planificar un modelo sanitario para la región espera que el nuevo modelo de financiación le reporte recursos adicionales para continuar con su política de no abordar los problemas de la sanidad pública y concertar todos los servicios sanitarios con el sector sanitario privado.

.
Entre tanto, las regiones limítrofes de Castilla y León ofrecen una oferta sanitaria pública que ya quisiéramos para Castilla y León. El País Vasco, Cantabria, Aragón son regiones con un tamaño de población similar al de Castilla y León e incluso inferior, y todas ellas cuentan con Hospitales de Referencia del Primer Nivel. ¿Por qué el nuevo Hospital Río Hortega no se ha diseñado para que sea el hospital de referencia que necesitamos en nuestra región?
.
Mucho nos tememos que esta situación continúe en el futuro y que la Junta de Castilla y León siga con su actual política de financiar la sanidad privada con medios públicos, dedicando las instalaciones del antiguo Hospital Río Hortega a oficinas administrativas o quizás para construir pisos de lujo y así poder seguir concertando con medios privados una serie de servicios sanitarios y sanitarios-sociales que pueden tener cabida en dicho edificio (hospital): Unidad del Dolor Crónico, Hospitalizaciones de Larga Estancia, Centro de Rehabilitación, Geriatría, Cirugía Pediátrica, etc. Por ello solicitamos a los ciudadanos, opinión pública en general que NO permita que se repita la situación ya antes vivida con el Hospital Materno Infantil y con el Hospital Militar, de que una infraestructura sanitaria sea cambiada de uso para otros servicios que no son tan prioritarios para la sociedad actual como son los SANITARIOS.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres